Tras la presentación en Cannes de “Carmen y Lola”, largometraje de la bilbaína Arantxa Echevarria que pretendía contar la valiente historia de amor entre dos mujeres gitanas lesbianas, la Federación Nacional de Mujeres Gitanas KAMIRA  quiere puntualizar algunas de las declaraciones que la directora ha vertido en diversas entrevistas, y que entiende están muy alejadas de la realidad de la mujer gitana en este siglo XXI, siendo fruto de un sensacionalismo exacerbado mas que de una reivindicación acorde a la realidad. Para KAMIRA,  si las mujeres gitanas en general están pisoteadas y aplastadas, como asegura Arantxa, es por el racismo que impera en parte de la sociedad de manera mayoritaria. Contra él luchamos cada día, de igual modo que lo hacemos contra modelos caducos dentro de nuestra propia etnia, pero siempre sin usar manidos estereotipos o prejuicios anquilosados en el tiempo, que de ninguna manera nos retratan, y que nos hacen daño en nuestra lucha.
KAMIRA es una Federación de asociaciones de mujeres Gitanas que lleva en funcionamiento desde 1999, y que se distingue por tener iniciativas en ámbitos como Educación, Mujer e Igualdad,  Juventud, Salud,  Lucha contra los prejuicio, Asociacionismo Inclusión Social y Empleo, tomando de manera constante y cercana el pulso de la mujer gitana. Por ello cree tener suficiente entidad como para señalar que frente a esa situación de discriminación y marginación a la que nos someten y contra la que tenemos que luchar a diario, somos nosotras mismas las que rotundamente visibilizamos la situación alzando la voz contra ello, reivindicando nuestros derechos por nosotras mismas y luchando por hacernos un sitio en una sociedad que nos lo niega sistemáticamente. No necesitamos distorsiones ni caricaturas que no hacen sino dar pie a una mayor discriminación y odio.
Respecto a la homosexualidad gitana, KAMIRA subraya: Las gitanas y gitanos participamos activamente en la defensa de los derechos LGTBI. Cualquier acusación sobre ese ámbito se basa en un profundo desconocimiento de nuestra realidad, nuestra evolución, nuestras reivindicaciones y la manera en la que hoy día es nuestro pueblo. Para KAMIRA, al igual que en la sociedad mayoritaria, hay mujeres lesbianas que ocultan su identidad sexual, pero también las hay que no lo hacen, el hecho de hacerse o no visible no es una cuestión gitana, es una cuestión de tolerancia, de miedos, de imposiciones y de libertad de elección sexual, un problema que en nuestra sociedad continúa latente a pesar de los logros de los últimos años, y por el que a menudo somos testigos de odio y discriminación general, sin distinción de etnia,  situaciones contra las que también luchamos desde KAMIRA, porque creemos e una sociedad justa e igualitaria.
Desde KAMIRA Creemos que Arantxa Echevarría debería informarse mejor antes de ofrecer titulares sensacionalistas con los que vender su película. El rigor no está reñido con la reivindicación. Si no lo hace, como parece que ha sucedido, al final, una película que pretendía ser un soplo de aire fresco y un granito de arena mas por la libertad de elección de la orientación sexual, lo único que consigue gracias al contenido de las entrevistas de su directora, es reforzar estereotipos, algo contra lo que siempre lucharemos desde KAMIRA, no solo cuando sea contra el pueblo gitano, sino cuando se postulen contra cualquier otro colectivo.