Un juzgado dicta una sentencia pionera y que tendrá consecuencias para acciones similares discriminatorias contra colectivos como el gitano. Lo recogemos en nuestra web NO PREJUICIOS.

Un juez condena a un portero de discoteca que negó la entrada a un joven bajo el argumento: “el negro no entra”