El Museo Etnográfico de Melilla contará con un espacio para la comunidad gitana de esta ciudad. José Heredia, que ha investigado el arraigo de este pueblo en la ciudad desde su llegada en 1860, es el encargado de diseñar el contenido museístico, rememorando la llegada de los primeros gitanos a Melilla allá por 1860 y repasando su arte, literatura o trajes típicos, e incluso se representará una boda gitana.

Para ello se ha pedido la colaboración del único museo dedicado al pueblo gitano en España, el Museo Etnográfico de la Mujer Gitana de Granada, y también se está en conversaciones con otros centros nacionales. La idea, según ha avanzado Fadela Mohatar, es que esta propuesta sea una realidad el próximo año.