No es la primera vez que en TV vemos que al dar una noticia sobre violencia de género aparece alguien diciendo que el supuesto asesino era “buena persona”.
Para evitar este tipo de prácticas se ha presentado en Madrid una Guía para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género. Se trata de un documento con recomendaciones breves y prácticas dirigidas a los periodistas con el objetivo de desterrar malas prácticas informativas detectadas a lo largo de los años, a pesar de las obligaciones previstas en la legislación española para los informadores, y de la existencia de diversos códigos deontológicos.