A raíz de lo que está sucediendo con la familia Manzanares-Cortés, desde Kamira manifestamos nuestra más absoluta repulsa por el auténtico bullyng social que están sufriendo. Consideramos que la organización de patrullas vecinales para impedir que una familia pueda ejercer en paz el disfrute de un derecho básico, como es el derecho a la vivienda, reconocido en nuestra Constitución, es de todo punto inadmisible.
 
Por mucho que se intente mezclar el asunto con otras cuestiones que nada tienen que ver, no dejamos d ever en estas acciones una manifestación racista, antigitana, a la que desgraciadamente estamos acostumbrados/as por no dejar de repetirse periódicamente en distintas localidades de nuestra geografía.
 
Consideramos que ha habido acciones lo suficientemente graves como para que la autoridad competente hubiera tomado ya las medidas oportunas para identificar a los responsables de la organización de estos grupos y de estas manifestaciones que no hacen sino empeorar la situación. No podemos dejar de señalar que este tipo de conductas pueden ser constitutivas de delito, tal y como se establece en el artículo 510 de nuestro código penal, así como el hecho demostrado de que los/as ciudadanos gitanos siguen siendo víctimas silenciosas del racismo más rancio y arraigado de parte de nuestra sociedad.
 
Desde KAMIRA solicitamos por ello a todas las autoridades implicadas en el tema que pongan fin a esta situación, imponiendo la ley y la cordura y salvaguardando los derechos de esta familia como ciudadanos de pleno derecho.
 
VER VÍDEO: https://youtu.be/Zyw6mLYBapM
LEER MAS: https://www.naiz.eus/en/info_naizplus/20180208/la-familia-manzanares-cortes-frente-al-bullying-social