Tras conocerse los resultados de la II encuesta europea sobre las minorías y discriminación, la conclusión es que no hay avances: la discriminación sigue sin ser atajada.
Para la encuesta se entrevistó a 25.500 personas inmigrantes y personas pertenecientes a minorías étnicas, incluidos romaníes y rusos, en los 28 Estados miembros de la UE.
En España los grupos entrevistados fueron población de etnia gitana e inmigrantes procedentes del norte de África. Los resultados muestran una situación en la UE similar a los de la encuesta EU-MIDIS del año 2008, a pesar de los cambios legales que se han ido produciendo no hay un avance significativo. Esta desalentadora noticia nos hace renovar nuestros esfuerzos por conseguir una sociedad mas justa y menos discriminatoria, en la que minorías como la gitana tengan un lugar en el que vivir sin acoso, odio o violencia por causa de su procedencia étnica.

Según la encuesta, el 38% de los encuestados sufrieron discriminación durante los últimos cinco años, viéndose afectados en particular los norteafricanos (45%), los romaníes (41%) y los africanos subsaharianos (39%).

Es significatico que en el 88 % de los casos de discriminación étnica no se presentó denuncia, ni el 90% de los casos de acoso motivado por odio y el 72% de los casos de violencia motivada por odio. Los resultados también indican un mayor grado de confianza en las instituciones públicas, de manera que son mayoría quienes se sienten profundamente unidos a su país de residencia. No obstante, también es patente que los que han sido víctimas de discriminación, acoso o violencia tienden a confiar menos en las instituciones públicas y se sienten menos ligados a su país de residencia.

CONSULTA LA ENCUESTA COMPLETA